Área de usuarios
*
Usuario / mail
Username can not be left blank.
Please enter valid data.
*
Contraseña
Password can not be left blank.
Please enter valid data.
Please enter at least 1 characters.
Acceder
 

El estado de la relajación

El estado de la relajación

Ya lo dicen que uno siempre enseña lo que más necesita aprender. Y así ha sido para mí, enseño a la gente a relajarse, pero quién más ha necesitado del estado de la relajación ha sido una servidora.

He necesitado miles de horas de práctica para entender que la relajación no es algo que pasa sino algo que debemos permitir que pase.

Podemos estar en el sofá más cómodo del mundo, o en el banco de un parque precioso o practicando yoga y no relajarnos, si no lo hacemos consciente no es lo que suele ocurrir la mayor parte de las veces.

La palabra relajar proviene del latín “relaxare” y significa “aflojar, soltar, dejarse ir sin perder la consciencia”.

Esta semana cuando me puse a prepara la sesión, hice lo que ya suelo hacer, me solté, me dejé llevar y hasta el final no vi donde me llevaba…y era ahí, una vez más, al estado de la relajación, pero con una profundidad mucho mayor que otras veces.

¿Cómo sabemos si nos conectamos a ese estado?

Pues desde mi experiencia desde ese estado soy más condescendiente y amable conmigo, no me juzgo tanto y sobre todo siento más cariño hacia mí misma.

Y cuando lo podemos hacer con nosotros, lo podemos hacer de verdad con los demás.

I love Anya

I love Gente.

 

Comentario de Mercè Miró

El relax interior.

El método Yoganya puede convertirse en una herramienta para cultivar la paz y el relax interior. Nos habla acerca de la aceptación de todo lo que es, tal y como es, de la forma que es.

En la práctica corporal, cada practicante hace suyo cada movimiento. A su vez una respiración profunda y consciente actúa como catalizador hacia la conexión con la paz interior.

Está en nuestras manos, apropiarnos de este relax interior y llevarlo más allá de la práctica, instaurándolo en cada una de nuestras células.

Un relax interior que se expanda al exterior y nos permita, entre todos, construir una vida plena, primero en nosotros y por consiguiente en los demás.

Así sea.